El 90% de los robos que se producen en garajes y trasteros de comunidades de propietarios tiene como objetivo las bicis, según una información publicada en www.idealista.com. Y el motivo es sencillo, como explican en su información: “No se trata de que los ladrones sean especialmente deportistas ni que se hayan pasado a la vida sana: las bicicletas robadas tienen un valor medio de 500 euros –aunque algunas pueden llegar hasta los 6.000 euros–, son relativamente fáciles de sustraer y, además, existe un creciente mercado negro que hace que las puedan vender de manera rápida y sencilla”. Y otra percepción podemos añadir: es muy importante que las alarmas para el hogar incluyan los trasteros y garajes entre sus espacios a proteger.

Como explican en el portal inmobiliario, “los cacos son conscientes de que, aunque no saquen una gran cantidad de dinero con cada robo, el riesgo que asumen es muy bajo ya que las bicicletas no cuentan con ningún número identificativo. Además, saben que si les pillan el castigo es leve”. Sin embargo, continúa la información, “algunas fuentes calculan que cada año se roban en nuestro país entre 85.000 y 100.000 bicicletas, lo que supondría que el valor total de lo sustraído se situaría en el mejor de los casos en torno a los 42 millones de euros”, cifra que muestra la evidencia de la necesidad de incluir la protección de trasteros y garajes en las alarmas para el hogar.

Pero no son solo las bicicletas el motivo de actuación de los ladrones. “Otro de los objetos más robados en trasteros son herramientas, equipos de sonido, material deportivo (sobre todo de pesca y montaña) y cascos de moto. Por supuesto el destino de todo ello es la reventa”, advierten en www.idealista.com.

Como explica el portal inmobiliario, “quizás no todo lo que se sustrae tenga un gran valor económico, pero en muchos casos es más el valor sentimental y por supuesto el disgusto y la sensación de inseguridad que nos genera el haber tenido a unos extraños merodeando y forzando parte de nuestras viviendas”. Por este motivo es tan importante incluir la protección de trasteros y garajes en las alarmas para el hogar. Y es que los sistemas de vigilancia, además de ahuyentar a los ladrones, en el caso de que finalmente cometan la intrusión, facilitan pruebas visuales del delito para identificar a los autores del robo, lo que facilita el trabajo de la policía.