Securitas Direct ha recibido durante el último año 2.589 avisos de S.O.S., de los cuales el 41% fueron por emergencias médicas. Los sistemas de seguridad de la compañía cuentan con un botón S.O.S. integrado en su panel de control para que el usuario lo active voluntariamente y alerte a la empresa en caso de sufrir una situación de emergencia en su inmueble: cualquier tipo de amenaza, catástrofe —inundación, fuego—, problema médico… Ese elevado volumen de avisos pone de relevancia la importancia de que un buen sistema de seguridad sea realmente eficaz y sea capaz de evitar las falsas alarmas.

Según un informe de Securitas Direct, 1.054 personas (41%) activaron la alarma para solicitar ayuda médica de urgencia que, en algunos casos, sirvió para salvar vidas. Carlos Aparicio, director de la central receptora de alarmas de Securitas Direct, explica que este botón añade valor a la función de la alarma: “Los sistemas de seguridad son mucho más que una simple alarma que suena en caso de robo. Son dispositivos multifunción que no sólo protegen de una intrusión en nuestra vivienda o negocio. Si un cliente sufre una emergencia médica, un altercado, una catástrofe natural o un atraco, puede contactar de forma directa con nosotros pulsando el S.O.S.” También añade que “la preparación de los gestores de seguridad es clave: trabajan de forma rápida y eficaz, el tiempo medio de puesta en marcha del plan de acción es de 33 segundos. En función del tipo de aviso que recibamos, contactamos directamente con policía, bomberos o servicios médicos, para que acudan al inmueble si es necesario”. Esta efectividad y precisión sólo se puede lograr con un sistema fiable de seguridad que minimice el riesgo de provocar falsas alarmas.

En el 34% de los saltos (887 ocasiones), los usuarios pulsaron el botón para alertar de algún tipo de altercado en el inmueble; en el 13% (330 veces) lo hicieron para advertir a los profesionales de la centra receptora de alarmas de que estaban siendo víctimas de un atraco (fundamentalmente, en negocios); y en el 6% (167 casos) lo hicieron al detectar un intento de intrusión. En menor medida, un 4% (111 ocasiones) lo activó para denunciar coacciones; mientras que un 1% (33 veces) alertó de inundaciones o incendios en su inmueble.

Detrás de este ingente trabajo se encuentran los profesionales de la Central Receptora de Alarmas, que se encargan de verificar cada salto para evitar las falsas alarmas y enviar a la policía, bomberos o servicios médicos con la garantía de que son necesarios y van a realizar su trabajo de manera rápida y eficaz.