La seguridad perimetral de intrusión se realiza sobre el perímetro de la vivienda o parcela, lo que permite detectar a los ladrones antes de que accedan al domicilio. Existen varios sistemas que se pueden instalar en función de las características del lugar a proteger. Normalmente, se utilizan medios electrónicos de detección y estos se pueden complementar con elementos disuasorios como indicadores ópticos, acústicos, iluminación, etc. En caso de alarma en nuestra parcela o perímetro es importante conseguir un fuerte efecto disuasorio. Parte de este efecto es que el intruso sepa, sin ninguna duda, que ha sido detectado y que se han iniciado los correspondientes procedimientos de emergencia. Así, por ejemplo, la iluminación sorpresiva es una opción eficaz y recurrente.

La seguridad perimetral es recomendable para proteger:

– El perímetro interior o de vivienda, cubriendo los huecos de acceso a ella. La protección se realizará en la propia casa, cubriendo puertas, ventanas y cualquier lugar de acceso.

– El perímetro exterior o de parcela, cubriendo el acceso a la parcela desde fuera de la vivienda. Son los sistemas teóricamente ideales, porque avisan a las personas que están en el interior de la casa de que hay un intruso merodeando y permite tomar las medidas oportunas antes de que acceda al interior.

La seguridad perimetral consiste en un sensor que detecta cualquier presencia extraña, por lo tanto, es perfecto para localizar presencias no autorizadas en zonas privadas al aire libre, como terrazas, piscinas, jardines y patios. Este dispositivo es inalámbrico, de fácil instalación que incorpora un sensor de movimiento y una cámara de alta sensibilidad, de manera que toma una ráfaga de imágenes cuando localiza una presencia no autorizada en las zonas exteriores del inmueble.

Para captar movimiento, el sensor perimetral combina las tecnologías de detección por infrarrojos y microondas, lo que hace de este detector un elemento de gran fiabilidad que reduce significativamente las falsas alarmas.

Cuando el detector perimetral localiza una presencia no autorizada activa la captura de imágenes y el aviso de alarma. En ese momento, la cámara de alta sensibilidad, con un amplio ángulo de disparo para abarcar grandes espacios en una sola instantánea, toma una secuencia de imágenes a color y con flash.

La seguridad perimetral es recomendable en viviendas unifamiliares con jardín, terrenos, piscina, etc. Además está preparada para mantener su óptimo funcionamiento incluso en las condiciones climatológicas más adversas, ya que soporta elevadas temperaturas y la exposición directa a sol, lluvia y viento.