Los sistemas de seguridad para el hogar y para los negocios han evolucionado bastante en los últimos años encontrándonos con tecnologías de punta, tan avanzadas como nunca imaginamos. Hasta hace no mucho tiempo la mayor potencia que se podía esperar de un equipo de alarmas era la de la sirena. Hoy no es tanto la potencia, sino la inteligencia del sistema lo que caracteriza a las alarmas de nueva generación. En efecto, las direct alarms deben su eficacia a la perfecta interacción entre ingeniería electrónica, ingeniería informática y la capacidad de problem solving que solo el personal humano puede tener.

Gracias a un panel de control dotado de un software con el cual es posible programar distintos grados de seguridad, por ejemplo, de día, de salida, de noche, etc. las alarmas nos permiten sentirnos seguros en todo momento. Ya no es como antes, que se encendía el sistema y se apagaba por completo cuando se estaba en casa. Esto significa que en caso de asalto con violencia, el sistema de seguridad es capaz de informar a la central de lo que está sucediendo, de manera que esta pueda intervenir llamando a la policía o enviando un vigilante privado.

En este sentido resulta muy útil contratar todo un servicio de vigilancia como los que ofrecen empresas como ADT, Prosegur o Securitas Direct, y no solo comprar el equipo. El segundo aspecto que caracteriza a la direct alarm es que puede ser controlada a distancia, ya sea desde la central, ya sea desde un Smartphone o desde la computadora de la oficina. En todo momento podrás saber quién entra y quién sale de tu casa y en todo momento podrás activar y desactivar la alarma lo que es sin duda alguna, una ventaja incomparable y difícil de imaginar unos pocos años atrás.