La sensación de seguridad no sólo se transmite cuando tienes los sistemas de protección, se transmite cuando éstos funcionan de manera coordinada entre ellos. Aunque si pensamos un poco, estos mecanismos de seguridad sólo funcionan para prevenir algún tipo de incidente o intrusión, pero no para mitigar el daño.

Para mejorar la seguridad hace falta un desarrollo íntegro donde el Gobierno Nacional y la empresa privada (seguros) trabajen de la mano. Esto significaría que las personas se sientan más protegidos y que a la falta de responsabilidad sobre alguna cobertura correspondiente, éste sea solucionado sin que la persona se vea afectada.

Otra de las muchas acciones para mejorar la seguridad es, fomentando y obligando a locales a cambiar, modificar y/o renovar sus salidas de emergencia así como también los sistemas de detección que éstos tienen actualmente instalados.

La mejor manera de incrementar y mejorar la seguridad es creando una cultura donde las empresas se responsabilicen realmente con indemnizaciones justas con las que las personas puedan recuperar la pérdida generada. De igual manera el Gobierno Nacional debe multar a esas empresas que omiten o no se quieren responsabilizar por algún incidente.