Existen numerosos modelos de alarmas que pueden catalogarse dependiendo de su sistema de alimentación y transmisión de datos.

El desarrollo constante en las nuevas tecnologías permite tener a nuestro alcance una gran variedad de tipos de alarmas para proteger el hogar, negocio y otro tipo de inmuebles. La función de un sistema de alarmas avanzado es la de detectar intrusiones no autorizadas y otras situaciones de emergencia, analizar la mejor manera de solucionar el problema y actuar de acuerdo a los protocolos establecidos. Por ello es muy importante la instalación de un sistema de alarmas que sea capaz de funcionar correctamente sea cual sea la circunstancia. La mejor opción para acertar con el sistema de alarmas que mejor convenga es escuchar el consejo de los mejores profesionales del sector como Securitas Direct, que da la posibilidad de hacer un estudio de seguridad en el inmueble de manera gratuita y sin compromiso.

Alarmas con dispositivos independientes

A la hora de instalar algún tipo de elemento de seguridad en el inmueble hay una enorme diferencia entre las alarmas independientes y las proporcionadas por un proveedor de seguridad privada. En el primer caso, los dispositivos tendrá que escogerlos, comprarlos, colocarlos y calibrarlos el propio usuario. Una vez que todo esté colocado hay que tener en cuenta que no se tiene un sistema de seguridad integral, sino que lo único que conseguiremos es dar el aviso de manera local en caso de detectar algún tipo de amenaza, como una intrusión o un incendio, dependiendo del tipo de dispositivo colocado.

Esto significa que debemos contar con la suerte de que el efecto disuasorio de la alarma sirva para hacer huir a los delincuentes antes de que cometan la fechoría y de que el propio usuario, o alguien con intención de ayudar, se de cuenta de la situación y actúe de la manera más correcta. No tener el respaldo de un equipo de profesionales que puedan actuar inmediatamente con el protocolo más adecuado puede ser la clave para evitar un disgusto mayor.

¿Sistemas de alarma inalámbricos o por cable?

Una instalación tradicional suele estar conectada a la red de alimentación eléctrica general y, en muchos casos, depende de la línea telefónica terrestre para dar el aviso a las compañías de seguridad o la policía. Este sistema es muy vulnerable ante corte de luz fortuitos o sabotajes en los que los delincuentes corten el suministro eléctrico y el cable telefónico antes de cometer la intrusión. En el lado positivo estos dispositivos no tienen la desventaja de tener que revisar el nivel de carga de las baterías.

Afortunadamente actualmente hay muchos tipos de alarmas que funcionan de manera inalámbrica. Esto supone varias ventajas, como una instalación sencilla en el inmueble ya que no es necesario hacer obra para colocar cableado, o el hecho de que siguen funcionando en caso de que haya un corte de luz intencionado o accidental. El uso de la red wifi para conectar los sensores, detectores y demás dispositivos es bastante popular ya que son fáciles de obtener y en prácticamente todos los hogares y negocios hay un router generando una conexión wifi existente.

Los proveedores de seguridad principales suelen instalar sistemas de seguridad conectados a través de la tecnología GSM. Gracias a esta red con un funcionamiento como el de un teléfono móvil, todos los dispositivos que forman parte de la alarma están constantemente conectados de manera inalámbrica a través de una tarjeta SIM con 3G. Esto permite a la alarma funcionar no solo ante un fallo de la red eléctrica, sino también a pesar de que el cable telefónico terrestre se corte, práctica común entre bandas de delincuentes.

Red ATN anti inhibiciones de Securitas Direct

El problema principal de los sistemas de alarmas inalámbricos es el uso de inhibiciones de frecuencias para sabotear su capacidad de comunicar algún tipo de incidente a la Central. Los delincuentes más sofisticados utilizan, cada vez más, estos dispositivos ilegales para cortar la señal de las alarmas y dejarlas totalmente incomunicadas.

Para combatir contra esta posibilidad se desarrolló la tecnología ATN, o  Alarm Transmission Network. A través de la emisión ondas de frecuencia ultraestrecha, una red de comunicaciones ATN es completamente inmune a los inhibidores de frecuencias y podrá seguir operando ante cualquier escenario. Con la instalación de las más de 1.500 antenas, Securitas Direct es la única compañía de seguridad capaz de ofrecer una alarma con doble vía de comunicación ya que combina la emisión inalámbrica habitual a través de GSM con el apoyo secundaria de la red ATN, completamente inmune a inhibiciones.

Tras una inversión de 17 millones de euros, Securitas Direct finalizó en 2016 la implantación de estas antenas a lo largo de todo España, con capacidad para cubrir a más del 95% de la población en sus más de 170 instalaciones base. El proyecto se llevó a cabo conjuntamente con la compañía de infraestructuras Cellnex, anteriormente conocida como abertis, y la propietaria de la tecnología implantada, Sigfox.

La combinación entre la más alta tecnología, los mejores profesionales y las opiniones de los clientes de Securitas Direct convierten la instalación de un sistema de alarmas Verisure en la mejor protección posible para las personas y sus bienes más valiosos.