Desde su creación, hace ya 30 años, Securitas Direct ha apostado por la tecnología y el desarrollo de sus alarmas para gantizar la seguridad y la protección de las personas, así como de sus hogares y de sus negocios Y en esta línea se sigue trabajando por la tranquilidad de los clientes y por diseñar la seguridad del mañana.

Con presencia en 14 países de Europa y Latinoamerica, en España y en concreto Madrid se encuentra uno de los principales centros de I+D de la empresa, el otro está en Malmoe (Suecia), donde se trabaja en las herramientas del mañana. Es aquí donde, por ejemplo, se decidió poner cámaras para tomar imágenes en caso de robo o vídeo donde se decidió incluir la comunicación a través del aparato de alarma. De igual se forma se creó la alarma inalámbrica, con tarjeta SIM de teléfono. Innovaciones que hoy en día pueden parecer muy básicas, pero que en su día fueron una revolución.

Esto es posible gracias a la inversión que se hace en estos departamentos, en concreto a la sede de Madrid se destinan 33 millones de euros al año para el desarrollo de nuevos sistemas y métodos de protección, tanto para uso doméstico como comercial.

Y esto es parte del éxito de Securitas Direct, innovación continua, sacando desde la propia empresa cada año entre cinco o seis innovaciones en el sector de la seguridad. La fórmula es muy sencilla: se plantean nuevas soluciones, se hacen prototipos, se prueban y, si funcionan, se desarrollan y se implantan. En caso de que no funcionen, se vuelve a la fase de desarrollo o se descarta definitivamente la idea.

En la actualidad el campo en el más se está trabajando es el de la Inteligencia Artificial, en crear un sistema que dote al servicio de una información casi procesada sin necesidad de ser supervisada. Y, ¿cómo se consigue? Gracias a un software que analiza las imágenes captadas cámaras de videovigilancia y marca con un color al intruso que ha entrado en la casa. Este sistema es además capaz de distinguir entre una persona y un animal, de indicarnos si el intruso va armado, predecir el movimiento que va a realizar e incluso, en el caso de la policía, de identificar de quien se trata.

Toda esa información se procesa en un centro de datos, protegido y dotado de una alarma para impedir cualquier vulneración del software.

Otra de las vías en las que se está trabajando en el area de I+D es en los aparatos de frecuencias ultracortas. Estas ondas consumen poca energía y por lo tanto la duración de los aparatos que las utilizan es mucho más larga, una gran ventaja para los sistemas de protección. En este sentido Securitas Direct está trabajando en un dispositivo de teleasistencia, del tamaño de un reloj de pulsera, que permita a sus clientes avisar en caso de que algo ocurra, sin importar donde se encuentren, en casa o fuera de ella.

Pero este no son los únicos proyectos que se están desarrollando. Sin perder el foco de la diversificación son varios las líneas en las que se están trabajando. La seguridad y protección es un sector en continuo crecimiento y una empresa no se puede quedar atrás.  

Por contra, la ciberseguridad, que en los últimos tiempos ha adquirido tanta relevancia, no es un campo en el que Securitas Direct esté trabajando actualmente. Conscientes de que los ciberataques no se van a parar, sino todo lo contrario, y de que cada vez va a se mayor el reclamo de empresas que trabajen en este ámbito, aún no han decidido entrar en él.

Con todos estos cambios en el horizonte más próximo se encamina Securitas Direct a la próxima década. Mientras sigue con los pies en la tierra y en el presente, ofreciendo a todos sus clientes el mejor sistema de alerta del momento, el más innovador y el mejor valorado.