Cuando hablamos de centros comerciales nos referimos a espacios con grandes aglomeraciones. De hecho, son los lugares donde más gente se concentra por metro cuadrado, junto a campos de fútbol o salas de conciertos. En el caso de estos centros, cada día acude gente a ellos y a su vez, se mueve una gran cantidad de dinero y de productos de elevado valor.

Por esto, es fundamental que tengan sistemas de seguridad para garantizar la seguridad de todo aquel que pase por las instalaciones, ya sean clientes o vendedores, y que ellos se sientan protegidos en todo momento. Además, igual de importante es tener dispositivos frente a robos como aquellos que sirven frente a incendios o inundaciones. La protección de los centros comerciales debe ser una labor constante ante cualquier incidencia que pueda llegar a ocurrir.

Todo ello hay que hacerlo de manera que se procure que el sistema instalado pase desapercibido. Por lo que, para este tipo de infraestructuras la mejor opción es optar por un tipo de seguridad discreta, con la que las personas que estén en el centro comercial puedan pasar horas en ellos protegidos sin ser conscientes de ello. A la hora de hablar de la seguridad discreta podríamos destacar tres: las alarmas, la detección de incendios y los circuito cerrado de televisión (CCTV).

  • Alarmas

Un robo pone en riesgo no solo las cuentas del negocio, sino que supone una seria amenaza para la seguridad de empleados y clientes. Las alarmas para negocios ofrecen mucho más que la detección de intrusos, tanto en horario comercial como cuando no está abierto, y es que gracias a que permanece conectada y en conexión con una una Central Receptora de Alarmas, es posible activar el protocolo de seguridad necesario para cada momento.

Todo proveedor debe ofrecer, además, unas buenas garantías que incluyan el mantenimiento de la alarma, el servicio técnico y la actualización de software de por vida.

  • Circuito Cerrado de Televisión

La instalación de cámaras es un sistema muy utilizado desde hace ya años que, sin notarse,  permiten garantizar la seguridad de las personas y ayudan en la prevención de hurtos. Estos sistemas controlan la circulación de personas, graba las situaciones sospechosas que se puedan producir y, gracias a los sensores de movimiento, pueden vigilar cuando el centro comercial está cerrado.

  • Sistema de protección contra incendios

La presencia de aparatos eléctricos y de una gran iluminación, así como materiales inflamables hace necesaria la instalación de sistemas de detección y extinción de incendios. A la hora de hablar de las instalaciones de sistemas de protección contra incendios en centros comerciales podemos decir que se dividen en tres: detección, alarma y extinción de incendios.

Cuando se habla de los trabajos previos al incendio, la detección, se trata básicamente, de la colocación de sensores de humo capaces de localizar humo en el ambiente, a la vez que lanza una alerta de aviso. Todos estos dispositivos deben estar conectados a la CRA y a su vez acompañados de extintores para poder extinguirlos. Todo ello siguiendo la normativa antiincedios vigente.

Está claro que proteger un centro comercial es un trabajo complejo que necesita de un sistema integral que haga uso de las nuevas tecnologías para garantizar la seguridad de las personas y bienes que allí se encuentran. Lo mejor en estos casos es realizar un estudio previo, como el que realiza gratuitamente Securitas Direct, en el que se proponga un plan de seguridad eficaz que proteja puntos muertos de difícil control para las cámaras de seguridad, zonas de acceso… Todo ello sin interferir en la actividad diaria del lugar.