Las plantas potabilizadoras de agua, los pantanos, las centrales nucleares o eléctricas son lo que se denominan infraestructuras críticas, instalaciones esenciales para las personas ya que, en caso de sufrir un ataque, no podrían ser remplazadas. Este tipo de infraestructuras a nivel de seguridad son merecedoras de una atención especial dada la importancia que tienen para el desarrollo de nuestra vida diaria.

Un ataque o amenaza a alguna de estas instalaciones puede suponer un problema de estabilidad a nivel estatal. Es por la relevancia que tienen estas infraestructuras que el concepto de seguridad como lo conocemos hoy en día se queda pequeño.

El desarrollo de la normativa de seguridad para estas instalaciones corre a cargo del Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas CNPIC del Ministerio del Interior, que es quien las protege a través de la Reglamentación y el Diálogo y Cooperación entre el sector Público y el Privada.

A la hora de analizar los distintos tipos de seguridad para este tipo de instalaciones podríamos decir que se pueden poner en distintos niveles en función de quienes participan en ellos:

Plan de Apoyo Operativo – PAO. Como su nombre indica con documentos operativos, redactados por la Policía estatal o autonómica, según corresponda, donde se establecen las medidas concretas que debe activar la Administración Pública junto con los operadores de las infraestructuras críticas para la mejor protección de estas instalaciones.

Plan de Protección Específicos – PPE. Documentos operativos donde se establecen medidas concretas, tanto las implantadas hasta la fecha como las nuevas que se vayan a adoptar en las instalaciones para garantizar su seguridad, tanto física como lógica. Este documento se elabora tras la aprobación de la PAO y presentado en un plazo menos a cuatro meses al Centro Nacional de Protección de Infraestructura Críticas (CNPIC).

Plan de Seguridad de los Operadores – PSO. Este documento se encarga de definir las políticas generales de las infraestructuras críticas para garantizar la seguridad del conjunto de instalaciones y su sistema de su gestión. Al igual que el PPE, lo elabora el operador crítico y también debe presentarse ante el CNPIC para que lo evalúe antes de su aprobación por el Secretario de Estado de Seguridad.

Plan Estratégico Sectorial – PES.  En base a la Ley de Protección de Infraestructuras Críticas se encarga de identificar las infraestructuras críticas, cuáles son los servicios esenciales que proporcionan, su funcionamiento, sus vulnerabilidades, etc.

Todos estos planes se plantean dentro de un enfoque de Seguridad Integral que busca una mejor coordinación de las actividades de los agentes implicados en la seguridad de estas instalaciones, tanto por parte del sector público como del privado.

Tipos de seguridad

Cuando hablamos de seguridad en instalaciones críticas nos referimos a estructuras sobre-protegidas, para evitar que se produzcan incidentes graves en ellas. Para el desarrollo de su trabajo las empresas privadas de seguridad emplean información junto con inteligencia para dar una respuesta adecuada y una seguridad más completa a este tipo de cliente.

A la hora de distinguir los tipos de seguridad que existen para estas instalaciones podemos encontrar dos principales:

  • Soluciones de mando y control: una forma eficaz, precisa y rápida de gestionar gran cantidad de información desde un único centro de control. Normalmente se funciona con multitud de sensores instalados en el lugar que avisan en caso de incidente del centro de control. De este modo se controla la información de las alarma, el soporte a la toma de decisiones y el control de las operaciones para restaurar la situación de normalidad.
  • Soluciones basadas en la Inteligencia Artificial: esta es la parte que más se está desarrollando en estos momentos. Ante nuevos retos hay que buscar nuevas y mejores soluciones que hoy en día pasan por el uso de nuevas tecnologías aplicadas al sector de la seguridad. Hablamos de la videovigilancia inteligente, el reconocimiento facial o la detección radar entre otros. Sistemas de seguridad que en el caso de este tipo de infraestructuras es importante que respeten las políticas de seguridad creadas por el operador de la infraestructura crítica.